31 ene. 2011

Derecho A La Indiferencia

Para hoy, un anuncio que colgaron el otro día y me encantó.

Las dos abuelillas sentadas en un banco del parque y de repente les pasan por delante dos maromazos cogidos de la mano...


(No es necesario ni tener altavoces: los treinta segundos hablan por sí solos)



Por mi parte hace ya mucho tiempo que si voy por la calle y alguien se da la vuelta para ver si efectivamente vamos de la mano, yo ni me doy cuenta. ¡Paso!

Y tu... ¿Cuánto te importa que lo sepan los demás?

¿En qué punto estás?

14 comentarios:

Juli Gan dijo...

Jaaaaaaajajajaja. En manga corta con este frío. Yo es que de la mano no iba ni con los chicos.

Jei dijo...

reconozco que me incomoda un poco que me miren, pero oye, que si hay que hacerlo se hace... a no ser que a la susodicha le sude la mano, entonces paso xDDDDD

bekiddo dijo...

primero: muy bueno el anuncio.
segundo: parto de la base que no me gusta sentirme observada NUNCA,una cosa es que te miren y otra que te observen
tercero: hubo un tiempo en que me importaba, luego pasé a la provocación y ahora estoy en el "paso de todo"

Anónimo dijo...

Nunca he tenido problema con que me miren, si me gusta ir de la mano voy y sino pues paso pero por mi no por lo que los demas vean.
Muy bueno el anuncio.
Rutty

Tanais dijo...

Ultimamente me la trae todo al pairo, la verdad.

ISA dijo...

Pues a mi es que no me gusta nada llamar la atención, así que demostraciones públicas de amor, nada de nada

chris dijo...

Durante mucho tiempo si sentía que me miraban y escandalizaban, provocaba todo lo que podía.

Ahora ya me da igual. Si voy con una pareja de la mano o me apetece darle un beso, no me corto un pelo. Y como suelo decir, quien mire y le guste que siga mirando y a quien no le guste, que mire para otro lado!

MisterBecas dijo...

A mí al principio me daba un palo tremendo y evitaba a toda costa besarme en público, ir de la mano por la calle, etc. Poco a poco me fui relajando (cuestión de meses) y disfruté el hecho de poder besar a mi pareja en cualquier sitio y a cualquier hora. Un día, cuando ya lo tenía súper asumido, dos viejas en un paso de peatones se cruzaron con nosotrOs diciendo "QUÉ ASCO" a voz en grito y con el hocico retorcido... Y esas cosas duelen. Nosotros no queríamos provocar en absoluto (de hecho ni nos dimos cuenta de que las señoras estaban ahí cuando nos besamos para despedirnos).
- Más asco dan ustedes, señoras -contestamos al unísono.
Y santas pascuas. Y no me traumatizó para nada, porque lo que sí que daba asco era su homofobia injustificada y totalmente absurda. :D

Amp dijo...

Muy chulo el anuncio.

Paso del qué dirán.

Bsus de Amp

Marta dijo...

Justo este jueves fui a despedir a mi chica al ave aquí en nuestra superliberal ¬¬ Ciudad Real y le di un beso delante del segurata que está de pie y del que se encarga de mirar la pantalla por donde pasas el equipaje. despues del reconocimiento a su equipaje y a nosotras dos también claro, el comentario de uno al otro fue (a gritos): que mal repartido esta el mundo..

Cuando iba a contestarles mi chica me tapó la boca y me dijo que no entrase al trapo, pero cuando iba en el coche me arrepentí de no hacerlo. Y me plantee una duda..

¿que es mejor callarles la boca o ignorarlos?

Didi dijo...

Muy grande el anuncio, si!!

LA DESGRACIÁ dijo...

La última vez que me miraron fue hace un mes o más. Fui a recogerla a la estación y la besé al verla, y la volví a besar. Picos, ya ves. Nada del otro mundo. Un señor que recogía a sus padres se quedó mirando, pasmado, fijo. Fue un momento tan bonito para mí, que ni me importó. Pero respeto si estoy con una chica y a ella le importa.

bss

la vecina del quinto dijo...

¡Cómo mola el anuncio!

Hormiga dijo...

@Marta: le tengo fichao al segurata ese, son lo peor, ahí repantigaos en la silla mascando chicle. Y si llevas un pistolón en el bolsillo del abrigo para liarla parda en el tren?? En fin, lo mismo un día nos cruzamos por la estación, no??