12 oct. 2014

Deporte y Lesbianas

Cuando vivía en La Pequeña Ciudad no era infeliz. Mi familia estaba muy cerca, mi trabajo era relativamente cómodo, un piso grande y céntrico a buen precio, tenía lo que allí llaman "calidad de vida" (todo cerca, raro escuchar sirenas por la calle, seguridad, distancias cortas), y aunque cada vez menos porque se iban yendo por circunstancias de la vida, tenía amigas y todo. Ah, y cuando tuve novia no era de allí pero vivíamos a una hora en tren, con lo que la relación a distancia era una mierda, pero sobrellevable. 

Parece que no había motivos para querer otra cosa, no? Ya he contado varias veces que me fui a Madrid a estudiar, estuve allí seis años y luego al aprobar las oposiciones en Mi Pequeña Ciudad es cuando me tuve que volver. Y pasé nada menos que diez años allí hasta que las circunstancias de la vida me devolvieron a Madrid. 

Y aquí no me importa que haya distancias más largas (luego no es para tanto si te lo montas bien), y que haya sirenas y cortes de calles por manifestaciones cada dos por tres, y menos seguridad, y que el alquiler de un piso no céntrico también sea caro, y muchos otros supuestos inconvenientes. 

No me importa porque he ganado muchas cosas en muy poco tiempo. Lo primero por supuesto, que vivo con la que es mi mujer, mi compañera día a día, con quien tomo decisiones, hago planes y me lo paso en grande. También porque no es que esté de museo en museo cada día, pero la oferta cultural es grande y siempre hay algo interesante que hacer. Porque ya tenía amigos aquí, y me encanta tenerlos cerca. Y también por la cuestión que me ha inspirado para soltaros este rollo que estoy contando: EL DEPORTE.

En la Pequeña Ciudad cuando eres mujer que ronda los treinta por arriba o por abajo, ya no encuentras muchas opciones para hacer deporte, por lo menos de la forma que a mí me gusta. Yo salvaba los muebles apuntándome al gimnasio (que odio a muerte, me parece el invento más aburrido del mundo), y jugando al pádel, que esta opción fue la que me dio un poco de aire y me hacía sentir bien y divertirme.

Pero al venir a Madrid tenía un objetivo claro; volver al deporte en equipo, donde siempre me lo he pasado como los indios. Llevo ya un par de años metida en fútbol sala, donde soy una malísima paquete, pero bueno disimulo y corro, subo, bajo, a veces me paro algún gol y sobre todo es apuesta segura reírme y pasármelo bien. Y también llevo el mismo tiempo jugando a baloncesto, donde he vuelto a mis tiempos mozos (es a lo que realmente he jugado toda la vida) y disfruto cada entrenamiento y, cada partido como una niña pequeña. 







Aparte de esto, también juego al pádel de vez en cuando, y tengo en mente probar el Roller Derby (una locura divertidísima de patinaje en pista), arrastrada (gracias!) por mi archiamiga Juanita Vergara.

                                          

Todo esto además me ha llevado a conocer a gente estupenda con la que además de echar la pachanga de rigor, compartimos muchas más cosas. También he confirmado lo ya sabía, y es que el deporte atrae a las lesbianas (y a su vez a las lesbianas entre ellas, menuda endogamia, majas!). No a todas, lo sé, pero no es un tópico sin más, es una realidad. 

Y me surgen preguntas:

¿Encontráis estos problemas para practicar el deporte que os gustaría las que vivís en sitios pequeños?

¿Os salís del tópico y el deporte os da alergia?

Y la pregunta científico-metafísica del día...

¿Por qué creéis que las lesbianas en general se sienten atraídas por el deporte?

9 comentarios:

Tuki dijo...

Juas, menudo tema!

Yo, como tu fui joven jugadora de baloncesto y ocasionalmente de futbol.
Y a hora mismo soy una desesperada de la vida por hacer algo de deporte.

La respuesta a la primera pregunta es un SI rotundo, no hay deportes para chicas de mas de 30 o mas de 25, como mucho puedes ir a ver a las chicas de fútbol sala que son unas fieras, o embaucar a alguna deportista del barrio a que se apunte a padel. Por ahora voy al gimnasio pero últimamente voy de pascuas a ramos y así me pasa.

La respuesta a la segunda pregunta es evidente en mi caso, pero no en el de mi novia, con ella es imposible, a veces salimos a hacer algo, pero solas...Eso de meter en la ecuación un equipo de lo que sea de chicas es imposible (es uno de nuestros puntos de discusión habitual y al final acaba quitándome las ganas).

En cuanto a porque nos gusta el deporte??? yo creo que tenemos un montón de energía pendiente de salir de la herencia de todas aquellas bollis que nunca pudieron expresarse en el pasado y el karma hace que tengamso que equilibrar esa balanza :P

Besis!!!

Juanita Vergara dijo...

¿Efecto llamada? ¿Vas a ver si mojas y luego ya te mola y te quedas? ;-)

Anónimo dijo...

SÍ rotundo!. No hay más q ver las chicas q corren por la playa en Barcelona... y además de bollis, de muy buen ver oigan, qué bueno es el deporte

María dijo...

En mi sitio pequeño si no haces deporte es porque no quieres. Muchísimas personas corren, hacen bici... Las chicas jóvenes tienen equipo de futbol femenino para las pachangas de verano...
Yo soy más de arte que de deporte, eso sí.

Olga_C dijo...

Empiezo por el final. No creo que haya una relación directa entre lesbianas y deporte.

Sencillamente, cualquier actividad de ocio -y en particular el deporte- requiere tiempo y liberarse de cargas/tópicos tradicionales. Lógicamente, en eso las lesbianas estamos a la cabeza históricamente, pero cada vez hay más heteras que pasan más tiempo haciendo ejercicio que en salones de té o peluquerías. A nosotras se nos nota más, quizá, pero no es algo identitario, sino más bien una 'alternativa psico-social', por así decirlo.

Yo particularmente no hago deporte por pereza y porque fumo. Bueno, supongo que mi dejadez también está algo fomentada por no conocer a algún colectivo cercano que se reúna para eso. Pero al final... no hago deporte porque hago otras cosas, punto. ¿Hacerse 500 kms semanales en moto cuenta como deporte? :-)

Por cierto, Hormi... ¡No has puesto nada del Premio Andamio de Enfrente!

sonietasmv dijo...

Jejejeje....Acabo de descubrir tu blog y me gusta! Me presento: sonieta, lesbiana y madre :) ( entre otras cosas).
A mí siempre me ha gustado el deporte, pero en los deportes de balón y pelota soy lo peorrrrr, así que me decanté más por atletismo, natación....ese tipo de cosas. No creo que haya una relación directa entre lesbianas y deporte, porque hay de todo, jejeje. También las habrá que prefieran verlo desde la grada o que no les guste directamente.
Ahora ya a mis casicuarenta y con familia, lo que queda es el gimnasio, y vas cuando puedes....Sería imposible hacer un deporte en un día fijo con un horario determinado.
Gente!! Haced deporte que es muy importante! Encantada de visitarte! ;)

Carolina Arrieta dijo...

Hola! He leído tu post. Soy nueva en Madrid y me gustaría saber si hay grupos específicos de lesbianas que practiquen deportes. Especialmente juegos de raqueta: tenis, pádel, badminton... una página web o un contacto me vendría muy bien. Gracias de antemano

Carolina Arrieta dijo...

Hola! He leído tu post. Soy nueva en Madrid y me gustaría saber si hay grupos específicos de lesbianas que practiquen deportes. Especialmente juegos de raqueta: tenis, pádel, badminton... una página web o un contacto me vendría muy bien. Gracias de antemano

Sugux dijo...

Hola conozco a una amiga que es profe de tenis y pádel en Majadahonda, podrías preguntarle a ella porque además de dar clases juega ligas y conoce el movimiento de esos deportes y gente que se mueve por ellos.
Pero si algún día decides escapar del ritmo frenético de la gran ciudad y te apetece respirar aire puro entre los encantos de la naturaleza, sólo tienes que colgar la raqueta y cambiarla por unas botas y acercarte a verme, estaré encantada de hacer de guía por paisajes que valen la pena.
No cambié mi lugar pequeño por la gran ciudad, porque se impuso la calidad de vida, mejor aire, alimentos de la huerta y chimenea en invierno. Pero también debo darle la razón y esto hace que sea muy poco probable conocer a una chica como vosotras. Así que si algún día queréis cambiar de aires os invito a que paséis por aqui a cambio de conocer lesbianas deportistas con las que poder charlar y compartir. Podeis localizarme en facebook. Sugux para comérselos