13 oct. 2013

Touché

Después de pasar ayer un día entero en el Parque Warner con mis sobrinos y mis hermanos+consortes, volvíamos La ÑiÑa y yo a casa charlando, y se me ocurre preguntarle:


- Oye, si un día tenemos un hijo y vamos de viaje, ¿quién conducirá y quién irá cuidándolo?


Sin pestañear, como si llevase toda la vida esperando a que le formulase esa pregunta, me responde:

- Muy fácil: si va llorando conduzco yo, y si va tranquilito conduces tú.


Nota mental: pensar antes de preguntar :D


2 comentarios:

Nosu dijo...

UYUYUY, tres posts seguidos de niños....

NO TE DIGO NADA Y TE LO DIGO TÓ!!!

jurjurjur

María dijo...

Ja, ja, ja... Muy lista, la Niña.