31 oct. 2011

Siempre Saludaban

En la casa de la playa de mis papis tenemos una pareja gay de vecinos justo en la puerta de al lado. Son extranjeros, unos cincuenta años, típicos que se han venido a vivir definitivamente al sol de la costa española.

Este puente están allí mis padres y ayer mi madre me llamó consternada.

"Hija, ¿tú sabes la pareja de gays que viven en la puerta de al lado? Que por cierto me he enterado de que están casados, pero casados casados. Pues nada, que resulta que ayer tu padre y yo salimos a cenar y cuando volvemos, vemos un rato la tele y a dormir. Y por la mañana temprano tu padre que se despierta antes ha escuchado a los vecinos hablar un poco alto, pero entre que no se entendía bien y encima son extranjeros y a pesar de llevar mucho tiempo aquí no hablan español, pues tampoco se ha enterado de nada. Y luego ha escuchado unos ruidos y golpes y ha pensado que estaban de obras, aunque un poco temprano, eso sí.
Total, que luego he salido yo un poco más tarde a comprar y me he encontrado la puerta precintada como en CSI, con los plásticos de la policía. Y me he enterado de que han tenido una discusión y se han zurrado, de hecho se han apuñalado, y uno de ellos está muy grave en el hospital. Y la policía ha venido a casa cuando estaba tu padre solo y le han interrogado, y claro, con lo despistado que es él, pues sólo les ha podido decir que eran gente muy normal y siempre saludaban".

Total, que a mis padres les ha venido la realidad a ver: pareja de gays, casados, y ahora con violencia doméstica de por medio. La realidad (triste realidad en este caso) está en la puerta de al lado.



Y quien diga que no hay que seguir luchando por nuestros derechos se equivoca:


La violencia entre parejas del mismo sexo sigue estando en la segunda fila de la ley.

10 comentarios:

Juli Gan dijo...

Es algo terrible, y por desgracia, más habitual de lo que la gente se piensa.

Y para seguir con la violencia gratuíta: Si se aparece poar ahí Horatio Kane (CSI), dile a tus padres que le den una colleja de mi parte, por maleducado y cansino, que siempre dice gilipolleces mientras mira al suelo con las gafas de sol.

Club dijo...

no es para reirse pero tu padre... que eran muy normales y siempre saludaban??? jajajajajajjajaja me peto.

Jam lo intenta dijo...

Ufff, qué fuerte el tema! La verdad es que son cosas que nadie se imagina tener en la puerta de al lado y sí, entre parejas homosexuales es un problema que se ignora totalmente.

María dijo...

¿De "su niña" también opina que "es normal"?

Hormiga dijo...

A ver, aclaro:

Mi padre cuando ha dicho que eran muy normales no lo decía porque fueran gays y que extrañamente fueran "normales" sino a la idea de que no deban ruido, ni golpes habitualmente, que parecían unos vecinos no conflictivos.

Lo de decir que siempre saludaban, no sé si lo dijo literal, lo he utilizado yo como guiño a lo que suelen decir las vecinas de un bloque cuando les preguntan después de un suceso con sus vecinos.

Nosu dijo...

qué fuerte, tía.

No es que esté en segunda fila, es que yo creo que hay gente que ni se plantea que pueda existir la violencia doméstica... y nada más lejos de la realidad.

Descubre LES Zaragoza dijo...

Mucha gente sigue pensando que los gays se deben pegar con la boa de plumas, es la ignorancia de la incultura de lo que no se quiere ver.

Trasgu dijo...

Hay quien no se plantea que a fecha de hoy puedan existir el amor entre personas de un mismo sexo...de manera que mucho más lejos les queda lo de la violencia doméstica...En cualquier caso, es un tema bastante penoso sea entre parejas hetero u homosexuales...
Bsoss
PD: Entiendo lo asombrados que estaban tus padres...

Butterflied dijo...

Suscribo totalmente a Trasgu.

ISA dijo...

La violencia, sea entre quien sea, es una cosa que NO literalmente me pone enferma, aparte de que no la entiendo ni la entenderé