24 nov. 2010

UNIFEM

UNIFEM (parte de ONU Mujeres) ha lanzado su innovador programa Ciudades Seguras en cinco ciudades de todo el mundo: Quito, El Cairo, Nueva Delhi, Port Moresby (Nueva Guinea) y Kigali (Ruanda). Cada una de ellas pondrá a prueba una serie de nuevas estrategias para detener los índices epidémicos de violencia contra las mujeres y las niñas en las áreas urbanas.

Todos los días, las mujeres y las adolescentes se enfrentan acoso y violencia sexuales mientras llevan a cabo sus rutinas cotidianas, ya sea en las calles de la ciudad, el autobús y el tren o en sus propios barrios. Esto restringe su libertad y sus derechos a la educación, el trabajo, la recreación y la participación en la vida política.

La violencia contra las mujeres en ámbitos privados como el hogar goza cada vez de mayor reconocimiento como una violación a los derechos humanos. Sin embargo,
la violencia contra las mujeres en el espacio público sigue siendo un tema muy desatendido.

Cada ciudad contribuirá a desarrollar un modelo integral para detener las diversas formas de violencia contra las mujeres y las niñas.
El modelo será ofrecido para su adaptación a otras ciudades de todo el mundo.

Cada ciudad tendrá su presentación del programa. Como muestra inicial de apoyo para detener el acoso y la violencia sexuales en el espacio público, miles de personas se congregaron hoy en los cinco lugares de lanzamiento para encender velas como símbolo del fin de la impunidad.

Las medidas potenciales podrían incluir leyes y políticas más firmes contra la violencia en el espacio público, grupos de mujeres de base y policía, campañas en los medios de comunicación sobre "tolerancia cero", actividades para involucrar a hombres y a adolescentes de ambos sexos; y la revisión de los presupuestos del sector público. La recopilación de datos fidedignos será un aspecto importante del programa Ciudades Seguras, ya que la falta actual de estos y de información específica sobre violencia contra las mujeres y las niñas en los espacios públicos oculta el problema y entorpece el desarrollo de soluciones.




En fin, que me parece una gran iniciativa, voto por darle una oportunidad, pero si no funciona yo propondría dar
un par de avisos a los acosadores:

Un primer aviso al que llamaríamos "Er Jezulín", es decir, que te cortamos un huevo y te quedas como el torero.

Y al segundo aviso, lo podríamos llamar "Il Castrati", es decir, te quedas "ablao" perdío, a ver qué te parece y si se te quitan las ganas de ir molestando y acosando a mujeres y niñas por ahí.

Voy a mandar un mail al UNIFEM, a ver qué les parece, jiji!

10 comentarios:

Juli Gan dijo...

Pero por qué cortar, cuando es más doloroso reventarles los huevos con dos piedras. ¿Dónde va a parar?

verticana dijo...

Lo apoyo. Donde hay que firmar? Con tus dotes de liderazgo te veo abanderando una recogida de firmas,jajajajaja

MG dijo...

"Brigada Lorena Bobbit" me apunto al castrati sin pensármelo!

güertana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jei dijo...

yo es que te apoyo en todo, hormi ^^ bueno, lo del arroz... xDDDD

farala dijo...

si, si!! a pedradas o con cortes por lo sano, cualquier cosa menos los grititos nerviosos e histericos de la del video de güertana!

Nefer dijo...

Uff, no sé, al menos se va a intentar hacer algo pero espero que no surjan intereses que hagan imposible los resultados

Ellen dijo...

Dí que si Hormiga, reivindicando!! yo te apoyo a que se lo mandes!! :)

La próxima de Diossa te aviso sin falta!!


MUÁ!


Ellen.

Ellen dijo...

Dí que si Hormiga, reivindicando!! yo te apoyo a que se lo mandes!! :)

La próxima de Diossa te aviso sin falta!!


MUÁ!


Ellen.

Jirafas en Gerundio dijo...

Yo también, además de sugerir otros métodos disuasorios como hierros candentes, panales de avispas en la entre pierna o la lijadora del 9 de la Black and Decker