12 feb. 2010

Atascada Atrapada

Como era de esperar, todo el mundo se ha rajado para disfrazarse en el insti... pero da igual, lo compensaré este fin de semana!

Y debido a que hoy estoy de buenas ya que me quedan dos clasecitas y además de las que me gustan, dándole a la raqueta, voy a despedirme contándoos de una vez por todas el trágico y lamentable episodio de mi vida en el que me quedé atascada en un flotador-donut de un parque acuático (en el que años después trabajé como socorrista, debe ser que 1. No se acordaban. 2. Les di pena).

Después de hacer la cola de rigor, subimos flotador en mano a todo lo alto de los toboganes. La cosa iba viento en popa, deslizábamos de rampa en rampa haciendo todas las gañanadas que se hacen en estos casos, hasta que llegamos a la última laguna antes de la bajada final. Mi amiga me recomendó que en la última caida a la piscina de abajo, diera un pequeño impulso hacia abajo con el culo, ya que así el efecto y la sensación sería mucho más divertida. Yo que soy más inocente que un chupete lo hice, y aparte de no notar nada divertido, percibí que me había introducido más si cabe el culo en el flotador. Empecé haciendo fuerza con los brazos, luego con las piernas, luego con todo el cuerpo incluidos los dientes, pero no, mi culo no salía del flotador de ninguna de las maneras. Después de diez minutos escondidas en la cascada de la piscina intentando sacarme, el socorrista nos llamó la atención y nos dijo que devolviéramos los flotadores, y no tuve más remedio que confesarle mi problemilla. Él también lo intentó, pero no podía, entonces llamó a un compañero, que tampoco pudo.

Para que os hagáis una idea, he ilustrado mi situación...


Poco a poco el parque se fue paralizando, y pude ver cómo todas las filas de gente para otras atracciones miraba hacia la piscina de abajo y se preguntaba qué ocurría y por qué había una tía en un flotador que había paralizado toda la actividad del parque. Finalmente, y manteniendo la calma, se me ocurrió que igual el agua estaba haciendo presión y por eso no podía salir. Entonces, cual Moby Dick, levantaron en volandas el flotador y pude salir y despegarme sin problemas. Ni qué decir que el resto del día todo el que se cruzaba conmigo por el parque le daba un codazo al de al lado en plan: mira, esa es la que se ha quedado atascada en el flotador...

¿Qué podemos sacar en claro de esta lamentable historia? Pues poca cosa, más que nada que os riáis un poco de mí...

Feliz fin de semana, y un consejito...

¡Bollos del mundo: disfrazáos!

6 comentarios:

Nefer dijo...

Ja,ja! gracias por las risas. Te he imaginado.
Buen finde

Nefer dijo...

Ja,ja! gracias por las risas. Te he imaginado.
Buen finde

María dijo...

Ja, ja, ja... ¡me parto! Me has recordado a una compañera, que se quedó atascada también... ¡Íbamos con los alumnos!

Nosu dijo...

Yo me caí de un flotador de esos... el tobogan era de piedra, los chorros que hacen la cascada el doble de gruesos que yo, así que ya puedes imaginar.. pensé que moriría ahogada, pero sólo me quedé sin epitelio en la espalda. Qué dolor!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Hello, as you may already discovered I'm recent here.
Hope to get some assistance from you if I will have any quesitons.
Thanks and good luck everyone! ;)