9 nov. 2009

How I Met Her (Or Not)

Cada nuevo curso muchos profes son trasladados a otros centros y a cambio se incorporan nuevos fichajes. Yo como soy fija aquí, cada año veo gente yendo y viniendo y tengo la oportunidad de conocer a compis de todo tipo.

Llegó septiembre y volví al cole. Me senté en la sala de profes con mi mp3 con los pocos exámenes que tenía por corregir. Entonces entró ella, con una montaña de papeles por la que sus ojos asomaban a duras penas. Pasó por mi lado y bromeé con ella por la diferencia de trabajo que teníamos por delante. Yo sabía que era nueva y no sabía cómo se llamaba, pero ya nos habíamos saludado varias veces al cruzarnos por los pasillos. Me preguntó si sabía de algún hueco libre en los muebles de la sala para instalar sus cosas. Le expliqué que todo estaba petado, pero que yo conocía un armario que todo el mundo pensaba que estaba ocupado y yo solo utilizaba a medias, y le propuse compartirlo a cambio de guardarme el secreto.

Aceptó divertida, se sentó enfrente de mí y se puso a trabajar. Yo hice como si me pusiera a lo mío pero no podía evitar levantar los ojos de vez en cuando y observarla. Creo que ella hacía lo mismo cuando yo bajaba la vista.

Oh my god: me gustaba. Y no tenía ni pajolera idea de si entendía o no, aunque mi teoría siempre funciona: todo el mundo entiende hasta que se demuestre lo contrario!

Comenzaron las clases y me iba haciendo a las nuevas rutinas, yendo por supuesto muy contenta al instituto solo por el hecho de poder verla, tomar un café en el recreo o charlar un rato en algún hueco e ir sabiendo más de ella, con el consabido y sutilísimo tonteo que empezaba a notar. Estaba cerrando el gimnasio cuando me giré y la vi venir sonriendo. Venía a conocer el gimnasio, al que yo me había referido el día anterior como "ese gran desconocido para todos los profes de lengua". Conseguí que se comprometiera a ponerse unos patines un día y a subirse al rocódromo y escalar antes de que se fuera el buen tiempo. Si lo cumplía, yo la llevaría a conocer las famosas cañas y tapas de esta pequeña ciudad.

Comida de inicio de curso. Le guardé un sitio porque llegaba tarde. Me traía un regalo y casi me muero de vergüenza. Es "grúas asesinas", libro diver que al parecer según ella, tiene un aire parecido al de mi blog, que conocía desde que hacía unos días me armase de valor, me arriesgase a quedarme con el culo al aire y le pasara el link.

Con unos vinos de más, el de plástica y yo nos ponemos mano a mano a contar chistes durante la sobremesa. De nuevo me la jugué porque siempre son malísimos, pero me gustó notar que me observaba divertida. Empecé a visualizarme apartando de un manotazo los platos y los vasos y besándola allí mismo, pero opté por seguir con los chistes y dejar el vino un rato.

Después de dos o tres sitios de copas, charlas, risas y más chistes, la gente comenzó a retirarse. ¿Qué hacemos? Venga la penúltima, no? Por supuesto. Menudo peligro la alianza lengua-educación física, nos dicen por ahí mientras todos se rajan. No lo sabéis vosotros bien, jiji, pienso yo, y creo que ella también.

Sentadas en sendos taburetes ya no hay lugar a dudas. Pongo mi pie aquí, tu por lo tanto tu pierna allá, y... creo que llegué a ver alguna chispa saltando.

Ya a las mil, yo te acompaño, no, yo a tí, que no que yo... espera, mejor yo a tí y antes damos una vuelta por los jardines de la venta, desde donde hay unas vistas geniales de esta pequeña ciudad. Entre botellones, timbaladas y paseantes, nos hacemos sitio en un rincón mágico, al que ya hemos llegado rozándonos las manos, cogiéndonos un dedo, he medio rodeado su cintura con mi mano, y me ha mirado y no he sido capaz de mantenerle la mirada más de dos segundos.

A pesar de estar como dos flanes dhul, seguimos de bromas y risas, y me salta con...

- Tu te sabes eso de "donde tengas la olla no metas la..."?

Entonces la beso. No pienso, no la escucho desde hace rato. Y la beso.

- Pero si tu de eso no tienes, so tonta.

Me pide que duerma con ella. Pues claro que sí, esta noche me voy contigo al fin del mundo si hace falta. Y sí, dormimos toda la noche. ¿Despacito? Pues despacito, no tengo prisa.

A la mañana siguiente suena el "say what you want" de Texas, jaja! La tía capulla ha leido en mi blog que esa canción me despierta siete u ocho sentidos a la vez, y me la pone en "modo repeat".

Y hasta aquí puedo leer.


Contarlo ha sido un poco largo, espero no haberos aburrido, pero se lo debía.

Por cierto... ¡cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia!









17 comentarios:

cris dijo...

"Desde que llegaste sólo vivo cantando EHHHHH, vivo SOÑANDO EHHHHH..." jajajajajjajaja.

Aiss, esos primeros momentos llenos de nervios y roces y yo que sé. Ale! Pues a seguir escuchando a Texas ;) ajajajajajajaj.

Panochita dijo...

Oye, a mí esas cosas no me pasan...jajaja... Tú en qué insti estás...??? jajajajaj

Ixchel dijo...

A mi tampoco me pasan. Lo más raro ha sido que me entre un búlgaro por el pasillo. Sí, debe ser la crisis que no hay más que erasmus.

Qué tendrá el amor...

Me alegra que te vaya bien.

copo dijo...

upongo que estars tachando cosasde esa lista de csas por hacer??

una menos!!

María dijo...

Pues si no es realidad, que sea coincidencia... Ojalá...

no more dramas dijo...

Ö

qué bonito todo, no? sobre todo, la canción XD es que es una de mis preferidas... :P

un beso!

ralladuradelimón dijo...

Me ha encantado!!! De aburrido nada. Es genial. Dan ganas de vivir algo así...

Nefer dijo...

Joer, pos yo espero por tí que sea real...Ayssssssssss, que bonito!

Nefer dijo...

Joer, pos yo espero por tí que sea real...Ayssssssssss, que bonito!

MIRONA dijo...

Dime que esa película de amor no es cierta porque me muero de envidia... oye! porque no conviertes tu blog en una serie de relatos eróticos? creo que tendrías más "fanses"

Jei dijo...

ays qué bonito!!

:D

LA DESGRACIÁ dijo...

Ejem. YO YA TE HE CONOCIDO UNA PROFESORA DE LENGUA! (Espero que sea la misma, o será que no dejas una con las bragas puestas...)

bss

Blau dijo...

wwwoooowww que historia más surrealista jajajaja

Un besito hormiga

Hormiga dijo...

@cris: sí, son geniales aunque luego también vienen cosas que uf!

@panochita: en el insti más recóndito que puedas imaginar, en un lugar de la mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme...

@Ixchel: un búlgaro por el pasillo?? y qué te dijo?? jaja!

@copo: en ello estoy, aunque aun me quedan bastantes, que me puse de un ambicioso! welcome home, baby!

@maría: lo que es es genial, sin más!

@no more dramas: bonita la canción, y sobre todo chenchual chenchual, a mí me pone!

@ralladuradelimon: me alegro de no haberte aburrido, pero una empieza a teclear y... eso!

@nefer: nada, me voy a dedicar a escribir historias de amó para todas vosotras!

@MIRONA: jjaa, bueno, este de erótico no tiene mucho, pero yo si me pongo lo saco eh? que otra cosa no sé, pero imaginación (y mente calenturienta) no me falta jaja!

@jei: ya te digo!

@DESGRA: si es que las profes tenéis un no sé qué, que qué sé yo... we miss you on the facebook!

@blau: más de lo que te imaginas jaja!

Lena dijo...

Ohh my gooood!! me alegro me alegrooo un monton!!

Lena dijo...

Por cierto, la duda me corroe: si "dormísteis" en tu casa...


¿¿¿Qué opina de la lámpara?????? Es la prueba definitiva!!

Marcela dijo...

Soy profe de insti, soy de Lengua, conocí a alguien que corregía pocos exámenes, yo tenía muchos, sé lo que es buscarse por los pasillos y tomar cafés para descubrirse, tuve comida de claustro...pero tardé algo más en estar con la de EF.
PD: juro que no soy la del insti de la hormiga, pero juro también que esta historia es cierta. EF y Lengua es una unión perfecta, jajajaja.